We are Ficcaro

 

House of Snacks ApS is an independent wholesaler based in Copenhagen’s free port CMP, Skagerrakvej 8, 2150 Nordhavn, Denmark. René Ravnkilde Andrés is the creator, owner and distributor of the brand Ficcaro. Ficcaro is distributed in the EU, the Middle East and Russia. The company’s will and ethics is to offer healthy treats to cats and dogs. You can represent your country and become a FICCARO PARTNER DISTRIBUTOR and part of the course, register your company today and apply for cooperation.

 

FICCARO INTERNATIONAL DISTRIBUTOR

House of Snacks ApS 

SKAGERRAKVEJ 8 2150 NORDHAVN

WWW.FICCARO.COM +45 40220310 FICCARO@FICCARO.COM

Leyenda de los símbolos

FICCARO NO CONTIENE GLUTEN

Tanto los gatos como los perros son carnívoros y no tienen la capacidad biológica de digerir completamente ni el trigo ni la cebada. Esto se debe a que su saliva no contiene la enzima amilasa la cual contribuye a descomponer estos carbohidratos que contienen almidón. Hemos eliminado todo tipo de granos vegetales de nuestra receta.

FICCARO UTILIZA ALMIDÓN DE TAPIOCA

Ficcaro utiliza almidón de tapioca. La tapioca contiene el almidón más intenso conocido de una raíz de mandioca o una raíz de yuca. La ventaja más obvia del almidón de tapioca es que no contiene ni gluten ni trigo. Esto la hace una alternativa idónea para gatos y perros que sufren de alergia al gluten.

FICCARO NO CONTIENE GRANOS VEGETALES

Los granos como el trigo o la cebada han sido asociados a alergias caninas con síntomas que incluyen mal de estómago y piel seca irritada. Aunque su perro o su gato no tenga ninguna alergia, estos productos de grano no tienen ningún valor alimenticio; sin embargo, todavía se encuentran en la mayoría de las golosinas que se venden hoy en día. Hemos eliminado todo tipo de granos vegetales de nuestra receta.

FICCARO NO CONTIENE SORBITOL

El sorbitol es un alcohol de azúcar que se utiliza como edulcorante  en lugar del azúcar en muchas golosinas. Pero el sorbitol no es muy dulce y por ello son necesarias grandes cantidades para sustituir el azúcar. El sorbitol es un aditivo artificial. En grandes cantidades puede causar serios problemas digestivos. Hemos eliminado todo el sorbitol de nuestra receta

FICCARO ESTÁ CERTIFICADO POR EL BRC

El BRC es una organización de protección del consumidor utilizada por más de 26.000 proveedores certificados en más de 130 países que ofrece la emisión de certificaciones gracias a su red mundial. BRC Global Standards es garante de calidad, seguridad y protección del usuario final.

FICCARO GOZA DE LA GARANTÍA DE APPCC

El APPCC puede definirse como un sistema de calidad preventivo que contribuye a garantizar que todos los productos que llegan al consumidor son seguros para ser consumidos. El concepto de APPCC fue desarrollado y utilizado como base para las estrategias de las empresas del sector alimenticio.

FICCARO ESTÁ APROBADO POR VETERINARIOS

Todas las golosinas de Ficcaro han sido aprobadas por veterinarios antes de ser puestas a la venta en Dinamarca. Recuerde que la comida para personas no es siempre apta para perros y gatos y que muchos de los productos alimenticios que comemos los humanos pueden ser peligrosos para nuestras mascotas. Ficcaro es para perros y gatos

FICCARO ESTÁ CERTIFICADO SEGÚN LA NORMA ISO22000

Los estándares ISO para la gestión de seguridad alimenticia contribuyen a identificar y controlar la seguridad alimenticia. Puesto que muchos productos alimenticios atraviesan fronteras nacionales, es necesario tener estándares internacionales para garantizar la seguridad en la cadena mundial de suministro de productos alimenticios.

FICCARO ESTÁ CERTIFICADO SEGÚN LA NORMA ISO9001

El conjunto de normas ISO 9000 regula diferentes aspectos de la gestión de calidad y contiene algunos de los estándares ISO más conocidos. Los estándares ofrecen guía e instrumentos de acción a las empresas que desean garantizar que sus productos y servicios cumplen de manera consecuente con los requisitos del cliente.

FICCARO ES BAJO EN GRASAS

El alto contenido de proteínas e ingredientes funcionales contrarresta muchos de los problemas comunes en perros y gatos. Mantiene el peso estable, conserva la musculatura, mantiene el equilibrio, el nivel de azúcar en sangre, previene problemas en el tracto urinario, estimula el sistema inmunológico.

FICCARO ES UN PRODUCTO QUE SE ENVASA FRESCO

Podemos garantizar que Ficcaro siempre es envasado inmediatamente después de la producción. Ficcaro es una de las pocas marcas de golosinas cuyos productos se sellan inmediatamente después de la producción. Cada lote es sometido a un estricto control y, consiguientemente, es sometido a controles y pruebas de salmonella durante la producción.

FICCARO NO CONTIENE ORGANISMOS MODIFICADOS GENÉTICAMENTE

Las alergias son uno de los riegos cuando se utiliza la ingeniería genética en el sector de la alimentación. El riesgo aparece si los investigadores introducen genes causantes de alergias en la comida de la cual no nos esperamos sufrir una alergia. Nuestras recetas están completamente libres de organismos modificados genéticamente y de ingeniería genética

FICCARO SE OCUPA DEL BIENESTAR DE LOS ANIMALES

El bienestar de los animales se refiere a que, particularmente los animales que están bajo la responsabilidad de personas, no deben ser sometidos a malos tratos cuando son utilizados como productos alimenticios. Los productores de la industria alimenticia y Ficcaro cumplen con los requisitos actuales para mejorar el bienestar de los animales en las producciones industriales.

FICCARO CUMPLE CON LOS ESTÁNDARES DE CONSUMO

Todas nuestras materias primas cumplen con los estándares de consumo. Los proveedores están inscritos en el registro de las autoridades aduaneras. Nuestros proveedores cumplen con unos estrictos requisitos de calidad y seguridad de materias primas. Proceso: incluyendo la crianza aves, cría, alimentación, sacrificio, procesamiento y uso de pienso y medicinas para animales. Nuestros productos cumplen con los requisitos de la UE, de EE.UU., la FDA de EE.UU y la USDA de EE.UU.

FICCARO UTILIZA ENVASES DE PLÁSTICO

En los últimos años se tiende a creer que la solución para las grandes cantidades de plástico que acaban como residuos en el medio ambiente es reducir o prohibir completamente la utilización de plásticos. De manera discreta queremos llamar la atención al hecho de que el verdadero problema no son los plásticos en sí, sino la manera en la que son desechados cuando nosotros, como consumidores, hemos terminado de usarlos.